Constitución CDMX promueve la igualdad sustantiva

 

 

Queridas compañeras, ahora que tenemos en el partido cara de mujer en la presidencia, en la secretaría general y que veo en ustedes el trabajo y la lucha de las mujeres de todo el país, la lucha perredista, la causa de las mujeres, tenemos que aprovechar el momento para llegar a los cargos; no ha sido una lucha ni corta, ni sencilla, ni fácil, pero debemos de sentirnos muy orgullosas de pertenecer al PRD que ha sido pionero en la causa de las mujeres, quién si no (…), desde sus estatutos, primero puso los votos para las mujeres como una norma interna, fuimos aumentando cada congreso fue aumentando el porcentaje.

 

Hoy alcanzamos la paridad no sólo en nuestras reglas internas, sino en la Constitución mexicana y eso ha sido una lucha nuestra, que tenemos que reivindicar y cuando las mujeres asumimos cargos de dirección ponemos la visión de género, hacemos leyes, hacemos gobiernos, hacemos políticas públicas, hacemos unas (…), siempre con la causa y la visión desde las mujeres.

 

Nosotras tenemos una visión universal, incluyente, mixta que a veces algunos compañeros no les es posible por la cultura patriarcal que han recibido, ser mixtos, ser universales, ser incluyentes y quisiera de manera muy rápida para no cansarlas y darle la palabra a la presidenta, tuvimos el honor de coordinar al Grupo Parlamentario en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, la primera Constitución con transversalidad de género, ya no son sueños, ya no son ideales, ya no son discursos, están ahora los derechos de las mujeres en la máxima norma que se convertirá en un parteaguas para las mujeres en la capital y queremos, aspiramos a que los principales rasgos, los más importantes porque es una Constitución progresista, muy avanzada que en otros estados se impulsen estas causas y lograr que se establezcan como beneficios en todo el país.

 

Queremos, como ha sido la Ciudad, siempre irradiar con progreso, irradiar con grandes ideas, esta vez irradiar a México con una visión feminista, con una visión de mujer, con una inclusión de los derechos de las mujeres en todos los ámbitos de la vida.

 

Déjenme darles brevísimamente dos o tres ejemplos maravillosos que tiene esta Constitución y que cada quien en sus estados pudiera impulsar en sus constituciones estatales: abre con derechos en la carta de derechos, los derechos de las mujeres, reconoce los contribución fundamental de las mujeres al desarrollo; promueve la igualdad sustantiva y la paridad de género; las medidas necesarias deberán ser tomadas por la autoridades de manera permanente hasta erradicar la discriminación, la desigualdad de género y toda forma de violencia hacia las mujeres.

Está lleno, porque todo el documento tiene perspectiva de género, cada capítulo, cada artículo está dedicado también para las mujeres, está el derecho a la vida digna, el derecho al cuidado en todo esto aparece la visión de las mujeres, pero algo singular que, por ejemplo, la senadora Angélica de la Peña, su servidora y otras compañeras en el Senado dimos para modificar el artículo 40 de la Constitución que se incluyera la paridad no solo en el Legislativo, en los Ejecutivo, en el Judicial, en todos los órganos autónomos del país.

 

Allá, las derechas votaron en contra, se consiguió para el Poder Legislativo, existe ahora la paridad, le llaman vertical, estamos trabajando por redactarla mejor para que también se considere la paridad horizontal sobre todo en los municipios y demás, pero, por ejemplo, en esta Constitución sí se establece la paridad en el Poder Legislativo, Judicial, en todos los órganos autónomos, en todas las alcaldías, en todos los consejos, habrá mitad hombres, mitad mujeres, ordenado por la Constitución.

 

Estas son las oportunidades que necesitamos las mujeres para despegar, para desarrollar nuestra causa, cuando las mujeres nos dan estás responsabilidades las hacemos con una visión de género, pero también lo hacemos pensando en la democracia, en el progreso, en la superación de todos de todas, pero principalmente y como acciones afirmativas para las mujeres.

 

Muchas felicidades compañeras.

 

Quiero agradecer infinitamente el apoyo que me ha brindado la presidenta nacional del PRD, Alejandra Barrales que ayer en el Consejo Nacional dio un debate, una batalla importante para que yo hoy, a partir de hoy ocupe la coordinación del Grupo Parlamentario en el Senado.

 

Compañeras, no les voy a fallar y le digo a la presidenta mirándola a los ojos: que no te voy a fallar Alejandra, yo sé trabajar, tú me conoces y no les voy a fallar; a mi compañera Angélica, le pido su respaldo y a mis compañeras del presídium, de verdad, muchísimas gracias, a los compañeros, muchas gracias a todas, estoy para servirles.