PODERES LEGISLATIVOS DE CENTROAMÉRICA Y EL CARIBE RECHAZAN POLÍTICA XENÓFOBAS Y RACISTAS DE GOBIERNO DE EU

 

 

·         Expresan legisladores de la región solidaridad con México

 

·         En el Foro de Presidentes de Poderes Legislativos de Centroamérica y El Caribe, el diputado Alejandro Ojeda consideró fundamental fortalecer unidad con naciones hermanas de nuestra frontera sur

 

El Foro de Presidentes y Presidentas de Poderes Legislativos de Centroamérica y la Cuenca del Caribe manifestaron su rechazo enérgico a las políticas xenófobas y racistas que afectan los derechos humanos, toda vez que promueven persecución, acoso y maltrato a nuestros migrantes latinoamericanos,

 

Legisladores de los diferentes países que componen dicha región expresaron su preocupación por la iniciativa de la actual administración estadounidense de construir un muro en la frontera sur de Estados Unidos.

 

En este evento que se lleva a cabo en la ciudad de Managua, Nicaragua, los legisladores de la región sostuvieron que todavía es más ominoso pretender obligar a México a pagar  la  construcción de dicho muro, en el marco de las Órdenes Ejecutivas en las que se estipulan además otras medidas de seguridad fronteriza.

 

Lo anterior, por considerar que transmiten un mensaje de hostilidad y división,  que podrían dar lugar a acciones contrarias a los derechos humanos, mermando la  confianza en una relación basada en la buena vecindad, el respeto mutuo y la cooperación.

 

En este marco, el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Alejandro Ojeda, destacó los trabajos realizados durante el Foro, mismos que consistieron en la aprobación de un resolutivo que expresa el respaldo de los congresos de América Central y el Caribe a México, condenándose la política violatoria de los derechos humanos implementada por el presidente estadounidense Donald Trump.

 

Expresó que es fundamental la unidad la unidad de los países de América Latina y el Caribe, ya que los agravios de la administración Trump, no sólo es en contra de los mexicanos, sino de todos los latinoamericanos.

 

Aseveró que las acciones que tomó el gobierno de Estados Unidos en contra de los migrantes en esa nación, al intensificar las deportaciones, ha caído en excesos incluso de sacar a personas de hospitales que recibían tratamientos médicos, lo que representa un atentado contra la humanidad.

 

 

Destacó que frente a la amenaza del mandatario estadounidense, en el Foro se acordó que América Latina inicie una agenda de trabajo en la que se discutan y atiendan los temas que son comunes, lo que servirá para hacer un frente regional, en contra de los atentados del gobierno de Estados Unidos.