LLAMA DIPUTADO ALEJANDRO OJEDA A UN EXTRAORDINARIO PARA APROBAR LEY DE DESAPARICIÓN FORZADA

 
 
·         El vicepresidente de la Cámara de Diputados se pronuncia por una amplia consulta con familiares de desaparecidos para tomar en cuenta sus propuestas
 
·         El legislador perredista advierte el riesgo de que dicha legislación queden en la congeladora, dada la negligencia que mostró Comisión de Justicia para dictaminar sobre el tema
 
·         Reconoce el gran consenso que se alcanzó en el Senado de la República, pero se revisará a conciencia para no dejar resquicios a cifras maquilladas ni a la impunidad
 
El vicepresidente de la Cámara de Diputados, Alejandro Ojeda, expresó su beneplácito por la aprobación de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas y Desaparición Cometida por Particulares, aunque lamentó que haya sido en la última hora del reciente periodo ordinario de sesiones cuando se avaló por el Senado de la República.
 
Declaró que ahora habrá que impulsar un periodo extraordinario en la Cámara de Diputados para evitar que esta importante legislación, altamente demandada por la sociedad, se quede en la congeladora, dada la negligencia que mostró la Comisión de Justicia de este órgano legislativo, ya que a pesar de tener iniciativas sobre este tema, nunca mostró voluntad para revisar, mucho menos para dictaminar una ley al respecto.
 
El legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) dijo que en San Lázaro tienen la obligación de examinarla de manera exhaustiva la minuta que envió el Senado para evitar que haya resquicios que permitan las cifras maquilladas o la impunidad, de tal manera que puedan aprobar una legislación acorde a la realidad que vive el país.
 
Declaró que antes de avalar la minuta enviada por el Senado a la Cámara de Diputados, impulsará foros para escuchar a las y los familiares de quienes sufrieron la desaparición forzada, para tomar en cuenta sus opiniones y agregarlas en la nueva legislación.
 
Sostuvo que revisará con su equipo jurídico el término de “persona no localizada”, porque de acuerdo a diversas organizaciones sociales no quedó bien definida.
 
Insistió en que no se pueden dejar resquicios para que se puedan maquillar cifras de personas desaparecidas en el país o todavía peor, seguir tolerando la impunidad de funcionarios o servidores públicos que pudieran estar coludidos con la delincuencia organizada para desaparecer personas.
 
Comentó que el consenso que se logró entre los grupos parlamentarios en el Senado, sin duda, representa un enorme avance, pero no por ello, los diputados federales pueden evadir su responsabilidad de realizar un trabajo legislativo óptimo para dotar de todos los mecanismos de sanción en contra de quienes cometen este delito.
 
De igual forma, dijo, se trabajará para que queden claras las formas en que el Gobierno Federal habrá de asistir a los familiares de las víctimas, así como otorgar todos los instrumentos necesarios para encontrar a los desaparecidos.
 
Aseveró que deberán quedar especificados los protocolos que se requieran para darle un manejo adecuado a los restos que se encuentren en fosas clandestinas, y no pase lo que sucede actualmente, que son los propios familiares los que están encontrando dichas fosas y ni así las autoridades cumplen con sus obligaciones.
 
Comentó que el análisis de la minuta del Senado y las consultas con organizaciones de familiares de desaparecidos debe realizarse a la brevedad posible con la finalidad de lograr consensos en comisiones, y una vez aprobado el dictamen, llamar a un periodo extraordinario para aprobar esta ley tan esperada y demandada ante las condiciones de terror que vive el país.