Urge política de Estado para defender a nuestros connacionales

La urgencia de un embajador de México en Estados Unidos, su nombramiento inmediato es para construir una política de Estado entre el Senado de la República y el gobierno federal, la Cancillería del gobierno mexicano para hacer una política.

Nosotros tenemos un documento sobre todas las áreas en materia económica, de comercio, internacional, tenemos toda la cuestión de migración bien estudiada; todo el tráfico de armas hacia el crimen organizado, toda la problemática que hay en la frontera; todo el costo que ha implicado la pérdida de soberanía energética; tenemos un estudio de las ramas industriales que se desmantelaron o bien de las que son pioneras y que están vendiendo en Estados Unidos muchas mercancías, a qué mercado atienden en Estados Unidos, el mercado de Estados Unidos cómo se vería afectado con las decisiones de Trump; todo esto está en una agenda que vamos a construir juntos para dar soluciones.

El Embajador urge, urge una política de Estado, urge ya tomar decisiones; me parece ver a veces a un gobierno apanicado, como a la espera, como a ver si las cosas se componen por ósmosis, o si va a ocurrir un milagro y ¡no!, ya llegó este hombre, así está y es quien es y nosotros tenemos mucha dignidad, mucho conocimiento, mucho patriotismo y podemos resolver esta crisis, no necesitamos más que de la solidaridad internacional, de buenos amigos de países hermanos que arropen a México en esta crisis tan grave.

Lo que ha hecho el gobierno mexicano son dos medidas: hacer un llamado a los consulados a que les den orientación y mandar algo de dinero que, todavía dice no llega, eso es bueno, pero es insuficiente, lo que debe hacer el gobierno mexicano es que los consulados se conviertan en verdaderos defensores de los derechos humanos de nuestros connacionales, que apele al derecho internacional, que no consideré como abolido el derecho internacional porque eso es lo que quiere Trump y que los defienda con los derechos humanos y representándolos como gobierno mexicano a los mexicanos.

Necesitamos más fortaleza, pasos adelante por parte del gobierno mexicano y los consulados tienen que entrar a la defensa.

Son acciones violatorias de los derechos humanos, ostensiblemente violatorias de los derechos humanos y todo está reglamentado en el derecho internacional como prohibitivo y, también, tenemos Cortes a las cuales se puede acudir, pero necesitamos que los consulados den un paso al frente y se pongan firmes y defiendan a nuestros connacionales.