precios de los combustibles y de la electricidad, afirmó la vicecoordinadora del Grupo Parlamentario del PRD en el Senado, Dolores Padierna Luna.

Incremento en tarifas eléctricas confirma fracaso de la Reforma Energética

 

Los recientes incrementos en las tarifas eléctricas evidencian el fracaso de la reforma energética, ya que no ha dado resultados, incluso ha propiciado aumentos insostenibles de los 

“La producción de hidrocarburos sigue en franco declive y la dependencia de las importaciones es cada vez mayor. Si a ello se agrega la recuperación de los precios en los mercados internacionales y la devaluación del peso, la expectativa futura es muy preocupantes, lo que seguramente tendrá un impacto negativo en el ya de por si bajo crecimiento económico de los próximos años”, añadió.

La legisladora perredista recordó que el pasado 1 de marzo, la CFE emitió un boletín en donde anuncia un nuevo incremento a las tarifas. Las industriales aumentan entre 13.3 y 17.2%, en relación con las de febrero; las comerciales entre 8.0 a 12.1% y las domésticas de alto consumo (DAC), 8.0%.”Con estos nuevos incrementos, las tarifas industriales aumentarán 70.7% en relación con marzo de 2016, las comerciales 35.0% y las DAC 36.8%”.

 

La también integrante de la Comision de Energía del Senado recordó que respecto a marzo de 2014, previo a la entrada en vigor de la reforma energética, las tarifas industriales aumentaron 28.3%, las comerciales 21.6% y las DAC 17.0%, “lo que demuestra que no son más baratas, como se había prometido cuando se promovió la reforma”.

 

“La CFE señala que al mantener sin cambio las tarifas domésticas de bajo consumo, se registrarán 27 meses continuos sin incrementos, lo que beneficia al 99% de los hogares que se encuentran en esta tarifa. Sin embargo, no dice nada en relación con los impactos indirectos que tendrá en estos hogares los exorbitantes incrementos a las tarifas industriales y comerciales”.

 

Padierna Luna reiteró que la política de fijación de precios de las tarifas eléctricas y de otros combustibles, ya está teniendo efectos negativos en la inflación, que en enero de 2017 alcanzó 4.7%, superando el límite superior establecido por el Banco de México. “A este importante aumento de la inflación contribuyeron los desproporcionados aumentos del gas natural y el gas LP, que consumen los hogares y en menor medida las tarifas eléctricas”.

 

Señaló que los precios al productor aumentaron 12.1%, sólo en el mes de enero de 2017, respecto al mismo mes de 2016. “El gas natural y las tarifas eléctricas contribuyeron significativamente a este incremento: el precio de gas natural aumentó 79.4%, las tarifas industriales entre 32.1 y 36.3% y las tarifas comerciales 26.5%”.

 

“En un futuro cercano, estos importantes crecimientos en los costos de los productores tendrán que repercutir en los precios a los consumidores. Si a lo sucedido en enero se suman los aumentos a las tarifas decretados en febrero y marzo, el panorama inflacionario para el resto del año es muy preocupante. La Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, de febrero de 2017, ubican a la inflación hacia fines de este año en 5.39%, incluso superior al 5.30% de 2009, en plena crisis financiera global. Esta elevada inflación podría superarse en el caso de que continúen aumentado los precios de los combustibles y las tarifas eléctricas”, concluyó.