Los derechos de las Mujeres en la Constitución CDMX

 

En primer lugar, agradecerle al presidente estatal Raúl Flores y a la compañera secretaria de Equidad de Género, Cecilia Olivos la organización de este evento porque sí necesitamos conocer a fondo nuestra máxima norma y a propósito del Día Internacional de las Mujeres hablar de ese tema, es bien importante.

Va llegando nuestro secretario general.

Quisiera, en primer lugar, dar algunos antecedentes importantísimos: en junio de 2011 en el Congreso de la Unión se dio una reforma enorme, fue la reforma en materia de Derechos Humanos quedaron consagrados en el artículo primero con una serie de características singulares que debemos también tener presente.

Después, en junio de 2014, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió una tesis que se llama: de convencionalidad y constitucionalidad en México, esas dos antecedentes más nuestras reforma política, todavía se llamaba de Distrito Federal que aprobamos en el 2016, en enero del 2016, en el Senado redactamos que la Constitución de la Ciudad de México tuviera como eje estructural de ella esas dos cosas, tanto la Reforma en materia de derechos, como el tema de la constitucionalidad y convencionalidad emitido por la Suprema Corte y tenemos hoy un documento único en su tipo que es nuestra Constitución de la Ciudad de México.

Esta Constitución es un parteaguas, lo comentábamos ahorita con el presidente, es un rompe paradigmas y crea un nuevo paradigma y nos enorgullece que en la Ciudad, la gran capital de la nación tengamos documentos como este.

Implica una reforma profunda al Estado, lo vamos a circunscribir al Estado de las instituciones de la Ciudad de México, pero se crea una nueva relación entre el Estado y la sociedad.

El Estado se convierte, la función que se le da en la Constitución es de garantizar, ampliar, promover los derechos humanos para todas las personas y si tenemos un estado patriarcal y si el Estado en esta Constitución se trata de promover los derechos, hoy vamos hablar de los derechos de las mujeres, luego entonces todo el Estado se tendrá que modificar para garantizar la visión de género, la perspectiva de género y los derechos de las mujeres y las niñas en esta Ciudad.

Si ya tenemos muchos antecedentes desde el 97 a la fecha, esta es una herramienta para culminar el proceso.

Yo quisiera decirles entonces que estamos ante la presencia de un nuevo paradigma y estos que mencionaba Ceci Olivos que no son menores, la Asamblea Constituyente es el primer órgano legislativo parital y si fue paritaria la Asamblea, entonces, se permitió plantear la visión de género, la problemática de las mujeres, el punto de vista de las mujeres, ¿cuál es nuestro punto de vista?, pues hacer de esta Constitución una Constitución plena, una Constitución universal, una Constitución mixta porque esta Constitución sí ve a las mujeres, es incluyente de las mujeres; dejando atrás una visión excluyente, patriarcal, que sólo ve a los hombres, etcétera, etcétera.

Otra característica que tiene esta Constitución, es el único documento normativo que tiene lenguaje de género; no van a encontrar la exclusión de las mujeres ni en su lenguaje, mucho menos en su contenido.

Se habla, por ejemplo, vamos hablar de los titulares, la persona titular de la jefatura de gobierno, la persona titular de las alcaldías, las y los, mujeres y hombres, etcétera, en todo el texto hay un lenguaje de género.

Y quiero como antecedente decir cuando la tuvimos el 15 de septiembre en las manos el proyecto que nos entregó el jefe de gobierno a varios nos saltó el corazón porque no había en el capítulo del grupo prioritarios a las mujeres.

Luego, entonces, después de las sorpresa preguntamos al grupo redactor ¿por qué?, ¿por qué los grupos que se le dan prioridad si aparecen las personas con discapacidad, estaban los adultos mayores, las niñas y los niños, las personas adolescentes, las personas jóvenes, pero no estábamos las mujeres?, la respuesta fue contundente también: las mujeres estamos en todo, las mujeres no queremos estar suscritas a un artículo, las mujeres tenemos una amplia trayectoria y, por lo tanto, ya no queremos estar en un articulado específico, sino parecer en todos; fue una respuesta que desde luego se puede compartir, pero luego las constituyentes hicimos un análisis, ¿de verdad estamos ya en todos los ámbitos de la vida en condiciones de igualdad?, ¿de verdad ya podemos decir se acabaron las acciones afirmativas y de equidad porque somos iguales?, las respuestas fue no y, por lo tanto, pusimos en el número uno a las mujeres.

Entonces, todo el capitulado, todo el articulado de grupos prioritarios comienza con las mujeres.

Dicho todo esto quisiera decir o subrayar varias cosas de nuestra Constitución:

Más vale el texto, porque el texto es más bonito que lo que pudiéramos escribir, yo he estado haciendo ponencias y cosas, pero para qué, si nuestra Constitución es tan bonita y lo dice tan bien, pero fíjense lo que dice en el artículo cuarto: en esta Ciudad todas las personas gozamos de derechos humanos y además es en esta Constitución se establece que los derechos serán, ¿Cuáles Derechos?, Pues todos los que tenga la Constitución que son 50 y pico, los que tenga la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, todos los tratados internacionales o todas las leyes que existan; todo esto constituye el parámetro de constitucionalidad.

Cuando queramos decir yo tengo derecho a esto, entonces, lo jalo de cualquier ley, tratado, Constitución de que se trate y tendrá que ser válido.

Dice también que todas las autoridades, no dice algunas o determinadas, ¡no!, dice todas las autoridades adoptarán las medidas para que todas las personas ejerzan sus derechos.

Luego viene una de las obligaciones que se le dan a todas las autoridades, es la erradicación de la desigualdad, aquí se está hablando en este capítulo de los Derechos Humanos, entonces, cualquier desigualdad existente en materia de Derechos Humanos todas las autoridades tendrán la obligación de subsanar y dice aquí cómo, esta Constitución establece lo que yo les decía el control, el control de convencionalidad, aquí se menciona que la constitucionalidad y la convencionalidad se leerá favoreciendo el principio pro persona, o sea, se tomara la ley, la convención o la Constitución que sea más favorable a la persona, pero en el caso de las mujeres, compañeras, tenemos un montón de convenciones, un montón de tratados internacionales que ha firmado México y nosotras tenemos un universo en materia de Derechos Humanos más grande que ningún sector poblacional.

Quiero referirme, por ejemplo, a la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia de las Mujeres de la Organización de las Naciones Unidas o la Conferencia de Nairobi de 1885 o la Conferencia Mundial de las Mujeres en Beijing o la Cumbre Mundial contra el Racismo, la Discriminación, la Xenofobia y Formas Conexas de Intolerancia de Durban 2001 y ayer estaba haciendo la lista, ya solo voy a mencionar estos, por hoy, pero tenemos muchos documentos para hacer valer la igualdad.

Tenemos muchos documentos para hacer valer la igualdad entre hombres y mujeres, para erradicar la discriminación de las mujeres, es algo maravilloso que aparece, fue una lucha, no crean que fue así a la primera, fue verdaderamente complicado que nos aceptarán estos lenguajes y, luego, se establece los principios rectores en materia de derechos humanos, sólo diré, todos los derechos verdad, son universales, indivisibles, etcétera. Pero aquí quiero subrayar dos son: universales, si los Derechos Humanos son universales se manejan sobre principio de universalidad, luego entonces, estamos incluidas todos las mujeres y, segundo, progresividad, la progresividad fue un hallazgo encontramos en la iniciativa de jefe de gobierno, Miguel Mancera un hallazgo, porque cuando uno lee progresividad, inmediatamente piensa en progreso, inmediatamente piensa en más, piensa en superior, piensa en ascenso y hablando con algunas reductoras ¿qué quieren decir con el tema progresividad? y se escribió y se decidió poner un artículo completo de muchos numerales nada más dedicado a la progresividad y la progresividad es un principio transversal en toda la Constitución, aparece en los Derechos Humanos, aparecen como uno de los principios pétreos, aparece en los ocho artículos, en los ocho artículos aparece la progresividad, hoy me referiré a la progresividad en materia de Derechos Humanos porque es uno de los principios ejes de esta Constitución y aprovecho para decirle que, ya de última hora, el día 30, votamos ya en la noche que la reformabilidad de esta Constitución, cuando se trate de principios, de asuntos nodales, entre ellos la progresividad, sólo la puede modificar el pueblo, sólo la puede modificar mediante un referéndum, le llamamos referéndum constitucional.

Y vuelvo al tema de las mujeres, los Derechos Humanos son, por lo tanto, progresivos, pero también son exigibles y se abre, se abren al menos dos principales que se describen en otro título del Poder Judicial que son la acción efectiva del cumplimiento de los derechos y el juicio de restitución efectiva de los Derechos; son herramientas jurídicas para que nosotras podamos hacer exigibles nuestros derechos; se crean, desde luego, las instituciones necesarias para ser exigibles y como tenemos ahora también dentro de los Derechos Humanos el derecho a la justicia, la justicia se vuelve pronta y expedita, se dan 20 días a lo más para su cumplimiento, esa sí será justicia pronta y expedita.

Luego, en todo el tema de igualdad y de no discriminación, se habla de la igualdad sustantiva y como ese término entre las mujeres es muy sonado y lo conocemos muy bien porque estamos acostumbrados a luchar por la igualdad sustantiva, ahora las mujeres constituyentes convertimos el término de igualdad sustantiva y la llevamos a todos los ejes, fue al revés no es que nosotras estuviéramos en los ámbitos de la vida, sino que ahora todos los ámbitos de la vida tendrán nuestra visión de igualdad sustantiva; si hablamos de igualdad entre hombres y mujeres, pues claro, pero también la igualdad sustantiva económica, que no haya una élite de ricos y un montón de pobres, la igualdad económica sustantivo será aquella que vaya disminuyendo la brecha entre pobres y ricos sólo por mencionar algún ejemplo.

Además de eso, se prohíbe, desde luego, la discriminación, también se prohíbe la exclusión, la restricción de los Derechos Humanos y se habla de muchos temas como se prohíbe la discriminación por embarazo, por género, por identidad de género, por expresión de género y también se considerará discriminación la misoginia y en política…

Les recomiendo que lean también el artículo quinto que habla de toda la progresividad para ya pasar a otros temas importantes.

Empezamos con los derechos, estamos primero en todo el artículo de derechos, la Carta de Derechos, es primero bajo qué cánones y quiénes son los responsables de los derechos; luego de exigibilidad y justiciabilidad de los derechos y, luego, -ya hablé de los principios-, ahora vamos a pasar a los derechos y, luego, a los sujetos de derechos.

En materia de derechos comienza con nosotras que es el derecho a la autodeterminación personal; toda persona tiene derecho a la autodeterminación y al libre desarrollo de su personalidad, ¿esto qué quiere decir?, que las mujeres, toda persona, pero hoy digamos las mujeres tenemos autonomía, tenemos que lograr la autoestima, tenemos que tener derecho y nadie más que nosotros puede mandar sobre nuestro cuerpo.

Nosotras somos las únicas que podemos decidir sobre nuestro cuerpo, nuestra sexualidad y tomar libremente nuestras decisiones; todo eso y más significa autodeterminación de las personas y el libre desarrollo de la personalidad.

Esta también el derecho a una vida digna, con todo lo que eso implica porque qué batalla nos dio, la vida digna contiene todas las características económicas, físicas, culturales, educativos, etcétera, para lograr esa vida digna.

El derecho a la integridad, estoy refiriéndose solo a las que directamente impactan en las mujeres, toda persona tiene derecho a ser respetada; las mujeres tenemos el derecho a ser respetadas en nuestra integridad física, emocional, psicológica, así como a una vida libre de violencia.

Esta Constitución en derechos reproductivos habla de que todas las personas tenemos el derecho a decidir de manera libre y voluntaria la maternidad, ¿cuántos hijos o hijas queremos tener? ¿Con qué esparcimiento? ¿Con quién?, etcétera, etcétera, eso que pareciera lógico, no lo es para mucha gente, no lo es para muchas mujeres y nosotros le pusimos en forma segura, sin coacción, sin violencia y agregamos: sin violencia obstétrica.

Hay un artículo por ahí que está el derecho al buen gobierno, toda persona podrá acceder a cargos en la función pública en condiciones de igualdad y paridad, entonces, esto quiere decir, no dice Ejecutivo, dice todo el servicio público, luego entonces, es Poder Ejecutivo, Poder Legislativo, Poder Judicial, las alcaldías, los órganos autónomos y cuanta institución se cree, el Instituto de Planeación, el metro, todo tendrá que ir en un órgano paritario, ya no es de que a ver si me alcanza.

Libre de toda violencia, libre de toda discriminación y vigilando, incluso, los requisitos para el ingreso, luego dicen: no como ustedes son menos inteligentes, como dice Donald Trump y, entonces, ponen requisitos diferentes y, en fin, todo se cuidó aquí, de manera inclusiva, tendrá derecho a igualar las oportunidades, a disminuir las desigualdades entre habitantes todo eso lo dice en el tema de la educación, o sea, la educación que se imparte tendrá que ser también con visión de género y hay algo importantísimo que luchamos nosotras que, fíjense como dice: en materia educativa, las autoridades educativas promoverán la ampliación, porque estamos hablando de progresividad, de las jornadas escolares hasta un máximo de 8 horas ¿por qué?, porque las mujeres trabajamos 8 horas, bueno algunas trabajamos como 16, pero más o menos, si se trabaja 8 horas para que los horarios escolares se empaten también con nosotras.

La educación tendrá que promover acciones afirmativas, compensar las desventajas a fin de la permanencia de las niñas en el sistema escolarizado, esto es bien importante, porque vean las cifras, la deserción escolar es principalmente de niñas; tendrá que obligarse de que haya condiciones de continuidad y permanencia en la escuela a todos los niveles de niñas, adolescentes y mujeres.

Derecho a la vida digna, dice aquí que las autoridades deberán adoptar las medidas necesarias para que progresivamente se elimine la desigualdad estructural y la pobreza, ¿cuáles son las desigualdades estructurales si pensamos en las mujeres?, pues la cultura patriarcal y las condiciones económicas, etcétera, ahora se tendrá que abrir todo un capitulado de políticas públicas tendientes a este objetivo, para las mujeres es algo importante porque hay una feminización de la pobreza que si se hace, como dice aquí la Constitución, tendrá que hacerse una distribución justa de la riqueza y del ingreso entre personas, familias y grupos de la sociedad y en todos los ámbitos territoriales, estamos hablando en todas las colonias.

Si a mí me dieran el micrófono 20 horas igual hablo, porque ahorita me acordé de cómo estábamos hablando del presupuesto para las alcaldías; dijimos pues el presupuesto ahora se va a territorializar y va haber un presupuesto, no sólo es el presupuesto participativo, sino un presupuesto bien importante para cada colonia de esta hermosa Ciudad de México.

Y algo que nos constó un trabajo enorme, que el día uno cuando nos sentamos, lo desaparecieron las derechas, el último día de votación, el penúltimo que se votó, yo no dormía cada vez que se iba a debatir el tema o se pretendía votar porque yo no tenía la certeza de tener las dos terceras partes para que fuera votado y cuando no tenemos la certeza mejor metíamos otros temas, se acaba el horario y ya, teníamos que hacer cosas así porque no nos podíamos ir sin este tema, le llamó el jefe de gobierno de la iniciativa renta básica, que en España, que en Brasil, por ejemplo en Brasil, la renta básica que el término genérico de las conversiones es un ingreso básico universal.

Nosotros decíamos pongámoslo como la convención que firmó México, no querían, no querían, esto ¿qué es?, pues es que desaparezca la extrema pobreza.

En México, existe un CONEVAL, mide la pobreza tramposamente, pero aún con sus fórmulas hay una categoría en la pobreza que se llama extremos pobres o pobreza extrema alimentaria, eso es que no tienen ni para comer; a ellos, a esas personas les correspondería en primera instancia, pero aun erradicando, supongamos que hoy día de manera progresiva se estableció este ingreso básico para esas personas; si

es universal no puede quedar sólo en esas personas, sino ir progresivamente abarcando a todos los otros pobres, verdad, hasta erradicar la pobreza en la Ciudad.

¿Por qué hablo de esto, en este lugar y con las mujeres?, lo sabemos muy bien quién se hace cargo es, somos las mujeres, si se trabaja o no se trabaja en una casa; si hay ingreso o no lo hay; si hay de comer o no lo hay quién sufre son principalmente son las mujeres que se quitan el bocado de la boca para dárselo a los hijos o al esposo y esto es algo importantísimo.

Entonces estuvimos pensando también en las mujeres extremadamente pobres que estaba hacer una herramienta para ellas para ir alcanzando determinada independencia económica, tantita tranquilidad y que le dé la oportunidad de avance.

Le llevamos el derecho al mínimo vital en esta Constitución porque el mínimo vital se correlaciona con otra tesis o con una sentencia que emitió la Suprema Corte de Justicia de la Nación y así lo dejamos establecido.

En fin, son muchas cosas, el derecho a la alimentación.

Hay derechos nuevos, el derecho al cuidado que no solamente es aquella persona postrada a una persona con discapacidad o bebés o personas que no pueden valerse por sí mismas y que necesitan del cuidado, ya de por sí están consideradas esas personas, incluso, ahorita en la Ciudad de México, pero este derecho al cuidado es como una pinza de dos partes: sí las personas que necesitan el cuidado, pero también las cuidadoras y hablo en femenino porque quién cuida casi siempre son mujeres y ahora se tendrá que pagar el derecho al cuidado.

Se le da un valor económico al esfuerzo, al trabajo, al desgaste físico que implica, que se hace con amor, sí, pero hay desgaste físico, que lo hago porque, sí, pero igual desgaste físico, todo eso, en fin.

El derecho a la vivienda quien si no las mujeres podemos entender de estas cosas.

El derecho al agua, bueno cuando falta el agua, ¿quién anda reclamando de verdad?, ¿quién hace los cierres de calles?, ¿quién anda pidiendo las pipas?

Compañeras, la verdad, tenemos que esperar cuando ya sean visto estas cosas ya no serán feminizadas, pero mientras tanto, el derecho al agua que, luego se andan colgando otros las medallitas, aquí vino desde el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, quien presentó la iniciativa, dejó estipulado que el derecho al agua es un derecho humano y, además, decía, así textual, se prohíbe toda forma de privatización del agua; pero eso los servicios públicos y muchos más.

Terminó diciendo eso son derechos y luego entramos a los grupos prioritarios que son las personas sujetos de derechos y comienza el capítulo con las mujeres y con eso termino mi intervención con los derechos de las mujeres, esta Constitución reconoce la contribución fundamental de las mujeres al desarrollo de la Ciudad, la igualdad sustantiva, la paridad de género y las autoridades están obligadas a adoptar todas las medidas necesarias temporales, permanentes para erradicar la discriminación, la desigualdad, de género y toda forma de violencia contra las mujeres, ese es nuestro artículo con el cual avanzamos y luego en todas partes aparecemos en la Constitución tiene, en efecto, la transversalidad de género.

Término compañeras diciéndoles que igualdad significa trato igualitario, inclusión de las mujeres en todos los ámbitos de la vida; igualdad significa el reconocimiento de los aportes y, por eso, lo pusimos aquí y es además el punto de partida el reconocimiento de la desigualdad es lo que nos va a permitir qué acciones equitativas o acciones afirmativas se requieren para alcanzar la plena igualdad o la igualdad sustantiva.

La igualdad significa, entonces, desaparecer todas las condiciones de desventaja en las que se desarrolla o nos desarrollamos todas las mujeres, ubicar las desventajas, visualizarlas, ponerlas con microscopio, así grandes y que se visibilicen para que se apliquen acciones de equidad para alcanzar la igualdad.

La libertad, dice esta Constitución, todos los seres humanos nacemos libres y la libertad significa autonomía, autodeterminación, emancipación, significa estar libres de violencia, de restricciones; hay un capítulo importantísimo que es el de ciudadanía que ustedes tienen que conocerlo y tienen que asirlo porque aquí se establece la participación de las mujeres en paridad, ya lo dije, pero también en igualdad de condiciones que los hombres y, por lo tanto, como nos vamos a seguir enfrentando a desventajas nosotros tendríamos en material política que visualizar estás desventajas para ya no estar subalternas, ya se acabó el monopolio de los hombres, perdón, pero así es, se acabó la exclusión en los liderazgos y se acabó la discriminación, en una palabra el trato de segunda o que hemos a veces sufrido las mujeres, la violencia política, pero en todo el capítulo de ciudadanía se dan instrumentos, tenemos el referéndum, el plebiscito, la consulta popular, la iniciativa ciudadana, la consulta ciudadana, que son distintas, la revocación de mandato, etcétera, etcétera, todo eso son herramientas de democracia directa que están en nuestra Constitución, máxima norma y son nuestras herramientas para hacer valer nuestros derechos.

Término diciendo que esta Constitución es un refrendo de nuestro compromiso como izquierda, el PRD de sus albores, ya antes, pero desde su fundación se estableció decíamos, la equidad de género antes porque ni siquiera tenemos derechos de las cuotas, ¿quién?, ¿de dónde nacieron las cuotas?, pues de nosotras, las fundadoras, las mujeres fundadoras del PRD establecimos en los estatutos y el PRD ha sido pionero, vanguardista en la causa y en la lucha de las mujeres y, ahora, ya se constitucionalizó en nuestra Ciudad, pero también lo logramos el artículo 40 de la Constitución, allá el PRI y el PAN solamente votaron que hubiera paridad en el Legislativo, acá afortunadamente votaron por todo, pero les dijimos a varias: ¿por qué no lo quisieron votar allá, en el Congreso de la Unión?, ay no, ahí no, tenemos mucho trabajo por hacer, pero yo termino diciéndoles, todo esto nos va a permitir, compañeras y compañeros, hay dos otros compañeros, a vivir una vida libre de violencia con democracia, de verdad y con justicia