México no tiene ninguna incidencia en la política económica de Estados Unidos

 

2 mesa, sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio

Versión estenográfica de la coordinadora del Grupo Parlamentario del PRD, Dolores Padierna Luna para hablar en la 2 mesa, sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio, durante la XI Plenaria del PRD.

Dolores Padierna Luna (DPL): En primer lugar estamos en un debate del TLCAN en México, el cual hemos pedido (al menos yo que he estado en el tramo económico), al menos por quince años. En distintas etapas hemos demandado una revisión,  análisis, un balance y se nos ha negado de manera reiterada.

Ahora estamos debatiéndola con una imposición de un presidente norteamericano antimexicano, que odia a México. Quien nos ha ofendido de una manera muy grave y de la cual ninguno de nosotros podemos admitir en su trato al país.

 

México está atravesando por una situación crítica en varios órdenes de la vida pública, como también por la vida cotidiana de la gente

Es un tema enorme pero del cual yo quiero mencionar tres cosas para desarticular el debate de Trump. Él utiliza estos tres elementos para el discurso electoral que viene manejando y que también han utilizado sus antecesores (Obama y Clinton) para combatir a México y que no se puede sostener ni con sus propias cifras. Él dice, Estados Unidos tiene un déficit con México. Es de  8.7%. El déficit de Estados Unidos lo tiene con China, la Unión Europea, con Japón y están ahí los datos.

Cuánto representa el déficit de México en relación al PIB de Estados Unidos. El déficit de Estados Unidos es de 18,570 billones de dólares, es decir trillones para nosotros; 63 mil millones de pesos que es lo que tiene el déficit de México. Es el 0.03% del PIB de Estados Unidos. Entonces, ¿eso significa algo para una economía? ¿Se va a acabar el mundo de Estados Unidos por este déficit? Evidentemente que no, es un pretexto para sentarnos a negociar, y ahora digo qué vamos a negociar, qué están negociando.

Por otro lado, el déficit público a qué se debe. Bueno los déficit de cualquier economía, de cualquier país del mundo son por su política económica, su política hacia el consumo, el incremento a la inversión total, el tema del gasto público productivo y de las exportaciones netas. Estados Unidos ha decidido tener más exportaciones netas que importaciones netas. Quién decidió eso: ellos.

¿Tiene México alguna incidencia en la política económica de Estados Unidos? Absolutamente ninguna. Entonces cuál es la culpa que tiene México en relación al déficit de Estados Unidos: cero. Luego entonces, ese discurso se cae por sí solo y lo podemos demostrar con un cúmulo de datos.

Empleo. Dice Trump que México le roba los empleos a los estadounidenses. Falso de toda falsedad. En primer lugar el desempleo de Estados Unidos obedece a la crisis de la especulación financiera que reventó con las burbujas especulativas en 2007-2008; ahí perdieron cerca de un millón de empleos. Pasó algo, se cayó la lehman brothers, entre otras cosas. ¿Pasó algo en Estados Unidos? Ha venido recuperando con mucho esfuerzo los empleos. Todavía no han podido recuperar los empleos que perdieron con esa crisis.

¿Tuvo algo qué ver México con eso? Fuera de hacer que unos cuantos bancos que se asientan en México… Más allá de ello México no tuvo nada qué ver con eso. Es un asunto imputable completamente a Estados Unidos. Pero también el desempleo obedece a la robótica, a la base de la tecnología  y a muchas otras cosas. Cada vez están empleando a menos trabajadores porque la tecnología los va sustituyendo. Pero si quieren hablar del trabajo, hablemos de lo que se llama el ACLAN, porque de eso no se habla. El gobierno mexicano no habla del ACLAN. Éste es el Acuerdo de Cooperación Laboral para América del Norte. Las negociaciones fueron del 91 al 93 y se comprometió México a suscribirla y la suscribió. México y Canadá firmaron el ACLAN y no lo firmó Estados Unidos; y quedaron que apenas se formalizara y evolucionara el Tratado de Libre Comercio, entonces el acuerdo laboral se implementaría.

¿Qué proponía el ACLAN? Cosas tan importantes como mejorar las condiciones de trabajo y condiciones de vida de todos los trabajadores en la región. Entiéndase México, Canadá y Estados Unidos. Promover al máximo la innovación y los niveles de productividad crecientes. Promover la observancia de la legislación laboral en la defensa del trabajo, etc., que luego, con la reforma laboral todos estos puntos se olvidaron.

Pero en el punto de la reforma laboral yo diría que hay que tomar esta bandera para el ACLAN. Desde luego ya están muchas cosas rebasadas, pero tenemos que actualizarlas y señalar y decir fuerte: vamos hablando de los salarios, del empleo. Porque la producción tiene siempre dos partes, como lo señala el segundo tomo de El Capital: el capital y el trabajo, no sólo el capital. El tratado del libre comercio sólo ve el capital.

Y por último el tema de las mercancías. Dice Donald Trump, no queremos las mercancías de México a menos que tengan un impuesto del 10, del 15, del 35 por ciento. ¿De qué mercancías está hablando? Porque necesitan nuestras mercancías. Pero de las que está presionando Donald Trump son las que vienen en el capítulo del documento entregado por él al Senado Mexicano que se llaman Objetivos de la Negociación del Tratado de Libre Comercio.

¿A cuáles se refiere? Vienen especificadas en el tema “Empresas estatales”. ¿Estados Unidos tiene alguna empresa estatal? No. ¿Canadá tiene una empresa estatal? No. ¿Cuáles son las empresas estatales, a quién está dirigido este capítulo que lo presenta Estados Unidos a su senado? Pues a México. ¿Y cuáles son las empresas paraestatales que tiene México? Pues nada más hay dos que están en extinción: PEMEX y CFE Estados Unidos lo que quiere es achicarlas para que sean competitivas y al tamaño de sus empresas.

Las empresas norteamericanas son muy ricas en dinero pero no en tamaño, como lo son PEMEX y CFE.

Es muy grande el tema, es demasiado relevante. Tiene mucho qué ver con nuestras vidas como bien se ha dicho en esta mesa. Y es muy importante explicar todos estos temas en su justa dimensión. El discurso de Trump es hacia sus electores. Quiere tomar a México para llevarse lo que falta. Su intención es facilitar, antes de que se vaya Peña Nieto, terminar de entregar la energía, que es lo que les falta por entregar.

Entonces, ahí estamos. ¿Cuáles son los temas nuestros? Los migrantes, el salario y las condiciones laborales de todas y todos los mexicanos. Esos son los temas del PRD y, desde luego, el comercio.